Descubre cómo saber si tu médico incurrió en una negligencia médica

Si descubres que tu médico ha incurrido en malas prácticas sanitarias debes tener en cuenta que puedes presentar una reclamación por negligencia, con la ayuda de los abogados negligencias medicas.

En este artículo vamos a mostrarte cuándo puedes presentar un tipo de reclamación como esta. Para ello, lo primero que debemos hacer es definir lo que es una negligencia médica.

¿En qué consiste una negligencia médica?

La definición correcta de negligencia médica sería la siguiente:

Las negligencias medicas consisten en la mala práctica del médico, que se produce cuando un profesional, tanto de hospital como clínica (pública o privada) no actúan bajo la diligencia médica exigida.

Estas malas prácticas pueden ser tanto por acciones omisivas como comisivas.

La jurisprudencia, en este caso incluye como negligencias médicas los actos de exploración médica, diagnóstico y tratamiento, tanto clínicos como quirúrgicos.

¿Qué elementos determinan una negligencia médica?

Nos encontramos ante una negligencia cuando sufrimos un perjuicio a causa del tratamiento o asistencia del personal sanitario.

Se considera negligencia médica cuando el resultado obtenido no es el deseable, suponiendo que el resto de profesionales hubiesen obtenido resultados mejores en las mismas circunstancias.

Existe negligencia médica cuando se ocasionan daños, lesiones, enfermedades o secuelas producidas por las malas prácticas del personal sanitario que nos atiende.

Casos en los que no se incurre en una negligencia médica

Si bien muchos son los casos en los que un médico puede resultar acusado de cometer una negligencia médica, también conviene revisar los casos en los que no se considera dicha negligencia.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que no todos los perjuicios que puede sufrir un paciente son razón de negligencia médica.

Cuando los daños producidos no han podido ser previstos, no hay negligencia médica.

Un ejemplo de ello podrá ser que el médico nos diagnostique apendicitis tras ingresar con fuertes dolores de estómago.

Si durante la operación el médico comprueba que no es apendicitis pero sí otra enfermedad relacionada que requiere el mismo procedimiento quirúrgico, no podríamos hablar de una negligencia médica.

Es por ello que debemos ponernos en manos de los mejores abogados negligencias medicas que nos ayuden a decidir si nuestro caso requiere una reclamación por negligencia médica o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *