Tipos de divorcios y cómo pueden ayudarte los abogados en divorcio

El divorcio es la disolución legal de un matrimonio y lo puede solicitar tanto uno de los cónyuges como ambos. A continuación vamos a ver qué tipos de divorcios existen y cómo afectan a la pareja.

 

  • Divorcio amistoso o de mutuo acuerdo. Cuando los cónyuges consiguen llegar a un acuerdo sobre las condiciones del divorcio, entonces estaríamos ante un divorcio de mutuo acuerdo. Es sin duda el más aconsejable, sobre todo si hay hijos de por medio. Y es que, un acuerdo amistoso y un ambiente cordial entre los miembros de la pareja, es lo más adecuado para que los hijos acepten la nueva situación. Los abogados divorcio suelen decantarse por una separación amistosa, siempre y cuando los cónyuges estén de acuerdo y se den las condiciones para llegar a pactar las condiciones del divorcio.
  • Divorcio contencioso. Cuando no sea posible alcanzar un acuerdo entre los miembros de la pareja y los cónyuges optan por enfrentarse por los términos de la disolución del matrimonio, será necesario acudir a los Tribunales, que fijarán las medidas y las condiciones del divorcio. En ese caso será necesario contar con el asesoramiento de un abogado familiar sobre todo si se necesitan solicitar medidas relativas a la guarda y custodia de los menores, régimen de visitas, pensión de alimentos y atribución del uso del domicilio familiar, entre otras.

 

¿Qué requisitos tienen que cumplir los cónyuges para poder optar por la disolución del matrimonio?

Para que puedas divorciarte en España solo necesitas cumplir con dos requisitos:

1. Que hayan pasado por lo menos tres meses desde la celebración del matrimonio, salvo que se acredite la existencia de un riesgo para la vida, la integridad física o moral, la libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los hijos.

2. Que al menos uno de los cónyuges resida en España.

 

¿Cómo pueden ayudarte los abogados especialistas en derecho de familia?

  • El cometido de un buen abogado no se limita a asesorar su cliente a la hora de pactar el divorcio, o bien, defenderle ante el Tribunal en caso de tratarse de un divorcio contencioso. Los mejores abogados son los que demuestran empatía con sus clientes, que les tengan informados sobre cualquier novedad que haya y que estén disponibles para aclararte cualquier duda que tengas. Olvídate de no saber cómo va “lo tuyo”, di adiós a llamar a tu abogado y que no te coja nunca el teléfono.
  • El tema financiero también es importante, pues a veces nos gastamos más de lo que creíamos por no haber leído las letras pequeñas. Saber el precio final del caso es fundamental por ello deberías asegurarte que el abogado que elijas te garantice un precio cerrado, incluyendo también honorarios e IVA.
  • Finalmente, enfrentarse a problemas familiares no es tarea fácil. Es importante que busques a un despacho de abogados divorcio que te pueda ofrecer un servicio de apoyo psicológico y que te ayude a gestionar el caso (y lo que vendrá después) con cierta tranquilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.